BOLIVIA | Gobierno autónomo de La Paz presentó taller virtual sobre cómo mitigar el COVID-19 en comunidades mineras

Fecha
Agosto 20, 2020
El taller fue parte del Programa de Apoyo Social Ambiental para la Minería Responsable en el departamento de La Paz
BOLIVIA Gobierno autónomo de La Paz presentó taller virtual sobre cómo mitigar el COVID-19 en comunidades mineras

Redacción PIM

Esta semana el Ministerio de Salud de Bolivia dio a conocer que hay 101,223 de casos confirmados acumulados de COVID-19. Bolivia en marzo contaba con 490 camas de terapia intensiva, menos de las 1,600 recomendadas para una población de 11,6 millones de habitantes. A principios de agosto, la capacidad de camas en UCI habían aumentado tan sólo a 52. Ante una creciente ola de contagios y un sistema de salud colapsado, el Gobierno anunció que la cuarentena continuará hasta el 31 de agosto. Las operaciones mineras formales, sin embargo, están permitidas de trabajar siempre y cuando cumplan con las medidas de bioseguridad preventivas. Este panorama intensifica la necesidad de aclarar las medidas de prevención en las comunidades mineras.

El Gobierno Autónomo Departamental de La Paz, identificado como uno de los 10 municipios con mayor riesgo de contagio a nivel nacional por el Ministerio de Salud, presentó el lunes 17 de agosto el Taller Virtual “Cómo mitigar el COVID-19 en comunidades mineras”. Constó de dos exposiciones:

1. "Cómo enfrentar la enfermedad por COVID-19 en las comunidades mineras"

La doctora Jennifer Luna, directora médico del Seguro Delegado de FECOMAN, recomendó medicinas alternativas tradicionales, dado el colapso del sistema de salud. Sugiere, en líneas generales: jengibre, miel, manzanilla, Wira Wira, eucalipto y mático. Sin embargo, aclaró que la exageración de consumo de las hiberas medicinales (más de 3 tazas al día) puede ocasionar reacciones adversas. Por ejemplo, el sobre uso del eucalipto puede causar resequedad en las vías respiratorias, mientras que el jengibre (o kión) puede ser problemático para personas hipertensas.

Con respecto a la nutrición, recomendó:

  1. Ingesta de 2 litros de agua. Incluyen bebidas, mates, sopas.
  2. Las carnes recomendadas son pescado y pollo, cocidos o a la plancha. Las grasas (frituras) deben evitarse.
  3. Las frutas y verduras deben ser variadas, sobre todo las antioxidantes. La piña, manzana verde, kiwi.
  4. Si no hay intolerancia a la lactosa, el consumo de lácteos descremado. El proceso de cocción puede retirar las grasas.
  5. El consumo de yogurt con probióticos ayuda a la parte gástrica. La idea es proteger el sistema digestivo en caso se contagia de COVID-19.
  6. Cereales. Las almendras y la avena fortalecen las defensas.

Asimismo, comentó que las habitaciones deben desinfectarse, sobre todo al ser pequeñas. En caso haya un sospechoso o paciente, se le debe brindar utensilios estrictamente personales (tales como cubiertos).

La doctora, reconociendo su papel como jefe médica, enfatizó en que no recomienda el dióxido de cloro. “He tenido pacientes que han consumido. Aquellos con problemas pulmonares en realidad empeoraron. Si lo llegan a consumir, restrinjan cualquier consumo de medicamentos antiinflamatorios. Es muy tóxico para los riñones e hígado, causa deterioro de células prolongado”, comentó.

2. "Situación actual en el departamento de La Paz del COVID-10, manejo extrahospitalario de la pandemia, bioseguridad en casos específicos".

El Dr. Guido Chuquimia Calleja, del Programa Departamental de Intevernción de brotes, epidemias y COVID-19 del SEDES La Paz, identificó que el procedimiento de lavado de manos, el distanciamiento de mínimo 2 metros y el uso adecuado de la mascarilla eliminan el 95% de posibilidad de infección.

Asimismo, brindó datos sobre los síntomas a nivel Bolivia. El 82% ha tenido fiebre y tos. El 31% dificultad respiratoria. Sólo el 2% presentó dolor toráxico y diarrea, y sólo el 1% vómitos. En los primeros ocho días según los síntomas se identifica que tan leve o grave será el COVID-19 en el paciente. Recordó a los participantes que el estrés -incluyendo la tristeza constante- debilita el sistema inmunológico, por lo que el cuidado de la salud mental es importante mental.

Finalmente, habló sobre el difícil tema del manejo de cadáveres. Explicó que el virus necesita células vivas, pero aún no se sabe cuánto tiempo se queda en el cuerpo del fallecido; por lo que recomienda el uso de protocolos si llegara a ese nivel.

Más en PIM