ENTREVISTA | Mauricio Winkelried: “La innovación digital tiene el potencial de revolucionar la minería”

Fecha
Septiembre 25, 2019
Fuente
| Redacción PIM
ENTREVISTA | Mauricio Winkelried: “La innovación digital tiene el potencial de revolucionar la minería”

El consumo responsable está dejando de ser una tendencia para transformarse en un estándar de acción que las empresas no deben ignorar. La generación actual de consumidores busca que los productos que compren puedan demostrar menores impactos socioambientales, abriéndose una valiosa oportunidad para sectores prósperos como la minería de pequeña escala. En ese sentido, conversamos con el Gerente de Programa Minería en Perú de la organización Solidaridad, Mauricio Winkelried, quien se presentó en el foro “Empoderamiento económico de las mujeres: Minerales, abastecimiento responsable y la cadena de suministro de joyas”, organizado por el Departamento de Estado de los Estados Unidos, y donde compartió su perspectiva sobre el momento clave que vive la cadena de suministro de joyas y cómo la innovación digital aceleraría procesos pendientes para la participación de la minería artesanal y de pequeña escala en el mercado internacional.

PIM: La cadena de suministro artesanal de joyas tiene múltiples necesidades sociales y más cuando se habla de las mujeres involucradas en el eslabón de la minería artesanal. ¿Cómo se ha promovido mayores conocimientos e ideas de solución en el evento?

Mauricio Winkelried: Este fue un evento sumamente interesante. Básicamente, fue un llamado a la reflexión sobre los muchos desafíos existentes a lo largo las cadenas de suministro de joyería y sobre algunas de las soluciones actuales. La audiencia del evento fue muy diversa, con participación de empresas privadas, ONGs, organizaciones de la sociedad civil, grupos de expertos, la academia, bufetes de abogados, Embajadas en los Estados Unidos, Bancos Multilaterales de Desarrollo como el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo, Naciones Unidas, el Gobierno de Estados Unidos, asociaciones comerciales, programas de certificación y cumplimiento, empresas de blockchain, entre otros. Tal diversidad permitió que se den discusiones realmente interesantes a lo largo de los muchos paneles que se llevaron a cabo durante el evento. En mi caso particular, participé en el panel llamado "De las minas a los mercados: la cadena de suministro artesanal para mujeres emprendedoras", en el que tuve la oportunidad de resaltar las iniciativas relacionadas con el enfoque de género de nuestro Programa Minería en países de Sudamérica y África, dentro de proyectos como “The Golden Line” en Tanzania y Ghana; “Oro Justo” en Perú y “Qori Suma” en Bolivia.

P: ¿Qué tendencias innovadoras o desarrollos actuales ha podido conocer en el foro?

MW: Pude apreciar en primera persona que la industria de joyería está muy interesada en aprovechar los avance en soluciones digitales para mejorar la custodia de su cadena de suministro. El sector depende en gran medida de la confianza del consumidor tanto en los frentes de calidad del producto como en la sostenibilidad en el abastecimiento de los insumos utilizados en la fabricación de dichos productos. Esto último es aún más importante cuando entendemos que los clientes de la generación Millennial –quienes expresan mayores preocupaciones sobre el abastecimiento sostenible que las generaciones anteriores– están creciendo en número y en participación económica. En este contexto, se están desarrollando muchas tecnologías privadas basadas en el blockchain para rastrear diversos metales en diferentes cadenas de suministro. Por ejemplo, el Grupo DeBeers, un fabricante de diamantes industriales con sede en Reino Unido, está a punto de poner a prueba una iniciativa llamada "GemFair", que es un aplicativo móvil que permite a los mineros de diamantes codificar sus productos desde la mina hacia adelante en la cadena de suministro. Del mismo modo, compañías de renombre como Ford Motor Company o Richline Group Inc. también han desarrollado impresionantes tecnologías para la custodia de la cadena de suministro. Con el uso de tales tecnologías, Ford Motor Company dice ser capaz de rastrear cada uno de los más de 1,000 componentes usados en la fabricación de sus automóviles hasta diez niveles arriba en la cadena de suministro. Un trabajo titánico, sin duda, pero que a Ford le rinde réditos muy valiosos. 

Por otro lado, la academia también está explorando posibilidades sorprendentes con el uso de tales tecnologías basadas en el blockchain. Algunas instituciones académicas están examinando la viabilidad de usar dichas tecnologías para rastrear los orígenes de piedras preciosas existentes en el mercado que actualmente son propiedad de individuos, pero que cuyo tipo de abastecimiento y lugares de origen son totalmente desconocidos. Según la academia, dado que cada piedra preciosa es única, la configuraciones estructurales singulares de cada piedra podrían analizarse y estudiarse para así identificar sus orígenes geográficos exactos. Una vez hecho esto, las gemas podrían ser recuperadas, analizadas, codificadas y revendidas en el mercado global, con una prima especial cuyo recaudo podría financiar proyectos de remediación en áreas anteriormente devastadas por actividades mineras informales e ilegales.

Como en muchos otros ejemplos disponibles en los tiempos que vivimos, veo que la innovación digital tiene el potencial de revolucionar la industria y cambiar el estado actual de las cosas. Sólo es cuestión de tiempo para que eso suceda, por lo que debemos siempre estar pendientes de las novedades del sector en dicho frente.

P: ¿Puede compartir con nosotros la perspectiva del sector privado sobre la inclusión del enfoque de género en las cadenas de suministro de minerales?

MW: Me sorprendió evidenciar –especialmente en un evento de tales características– que la inclusión del enfoque de género en cadenas de suministro de minerales sigue siendo un reto desatendido en gran medida e inexplorado en el sector privado, cuyas empresas ejemplares, si bien invierten mucho esfuerzo a promover programas de diversidad de género, lo hacen principalmente dentro de los confines de sus propias empresas. Sin embargo, a pesar de los muchos avances tecnológicos para desarrollar mecanismos impresionantes para custodiar cadenas de suministro, prácticas inclusivas de género en las cadenas de suministro siguen siendo inusuales y claramente insuficientes.

Tras participar en este evento, me quedó muy claro que el sector privado reconoce un valor altísimo en el desarrollo de cadenas de suministro de minerales libres de conflictos. Pero para que este valor se aproveche plenamente, tanto hombres como mujeres deben beneficiarse igualmente de la producción y el comercio de minerales. Es ahí donde hay mucho por hacer.

Por tal razón, Solidaridad ha conformado y liderado la iniciativa "Women Rights and Mining" (traducido como "derechos de las mujeres y minería"), que es un esfuerzo multi colaborativo entre ONG, investigadores y organizaciones gubernamentales para comprometer a actores relevantes del sector minero que busca implementar medidas en favor de la inclusión de género a lo largo de las cadenas de suministro mineras. Desde 2017, el grupo de trabajo ha desarrollado materiales de orientación y de difusión de buenas prácticas para diferentes audiencias del sector. Este trabajo ha sido promovido y discutido en eventos influyentes como los Foros de la OCDE sobre Cadenas de Suministro de Minerales Responsables en 2017, 2018 y 2019. Con este tipo de intervenciones, Solidaridad espera que con el tiempo los lineamientos de debida diligencia de la OCDE sean más sensibles a la perspectiva de género.

P: ¿Cuáles fueron las reacciones y comentarios de los participantes del evento cuando expuso los proyectos de minería de oro con inclusión de género de Solidaridad?

MW: Para el evento, yo estuve particularmente interesado en hacer una presentación muy visual sobre trabajo de Solidaridad en los Proyectos Golden Line (Ghana y Tanzania), Oro Justo (Perú) y Qori Suma (Bolivia), para así mostrar a la audiencia algunas imágenes reales de los diversos roles desempeñados por mujeres reales en la minería artesanal, como en los casos de las trituradoras de piedra independientes en Tanzania, las Pallaqueras en el Perú o las mineras cooperativistas en Bolivia. Dicha exposición visual me sirvió tanto para destacar la similitud entre los múltiples desafíos que enfrentan mujeres en dichos contextos como para explicar el espíritu de nuestras intervenciones en tales geografías. A juzgar por las interesantes preguntas que recibí durante y después del panel, creo que mi intervención despertó en la audiencia un claro interés en cómo funcionan realmente las cosas a nivel de campo.

Por ejemplo, algunas preguntas buscaron indagar sobre la dificultad logística de las sesiones de diálogo y discusión llevadas a cabo entre hombres y mujeres de localidades rurales de Tanzania con respecto a temas tan complejos como normas e igualdad de género, dentro del marco del Proyecto The Golden Line. Otras preguntas buscaron examinar hasta qué punto las lecciones aprendidas de Solidaridad en ciertos proyectos de género implementados en la sierra del Perú podrían aplicarse a otros contextos tan diferentes como el de África Subsahariana. En una intervención en particular –acaso anecdótica– alguien de la audiencia sugirió que los esquemas de certificación podrían ser los mecanismos de mercado más adecuados para revertir la desigualdad de género en la minería artesanal y de pequeña escala. Ello desencadenó de inmediato un debate breve pero acalorado entre los miembros de la audiencia y panelistas, en el que tuve la oportunidad de refutar dicho argumento proporcionando mayor información sobre el caso real de Pallaqueras en Perú. En dicho caso, vemos que si los mecanismos de certificación promueven la formalización minera, pero la formalización minera per se no considera los roles marginales asumidos por mujeres dentro de dichos sistemas, entonces los mecanismos de certificación podrían marginalizar más aún a grupos de mujeres como las Pallaqueras, quienes se desenvolverían desde la informalidad en un contexto que se torna cada vez más formal.

En resumen, estoy satisfecho de haber brindado a la audiencia cierto contenido de reflexión relacionado a los múltiples desafíos, las particularidades y la universalidad de la discriminación por motivos de género en las diversas cadenas de suministro de la minería artesanal.

Contexto

Women's Rights and Mining (traducido como "Derechos de las Mujeres y Minería") y la OCDE prepararon una declaración para resaltar la importancia de implementar una debida diligencia con enfoque de género y la garantía de los derechos humanos de las mujeres en las cadenas de suministro de minerales. Dicha declaración cuenta con siete compromisos asumidos por los diversos actores firmantes como gobiernos, sector privado y sociedad civil.

  1. Gobierno, sector privado y Sociedad Civil: Reconocer que las normas de género y las relaciones desiguales de poder están al interior de las instituciones estatales y del mercado, y éstas podrían facilitar o restringir los derechos de las mujeres en las cadenas de suministro de minería y minerales.
  2. Gobierno, sector privado y Sociedad Civil: Reconocer que las mujeres no son un grupo homogéneo. La diligencia debida con enfoque de género busca asegurar que los derechos de cada persona se cumplan, independientemente de las identidades sociales.
  3. Gobierno, sector privado y Sociedad Civil: Identificar las barreras que enfrentan las mujeres en la formalización de la actividad minera, en el acceso al trabajo decente, en espacios de trabajo seguros, en el cuidado infantil y en las finanzas (es decir, acceso a cuentas bancarias, reembolsos de impuestos), particularmente en la Minería artesanal y de Pequeña Escala (MAPE).
  4. Gobierno, sector privado y Sociedad Civil: Incluir a las mujeres en consultas que sean sensibles al contexto local y ayuden a desarrollar la capacidad de las organizaciones de mujeres en dichos diálogos.
  5. Gobierno, sector privado y Sociedad Civil: Desarrollar estrategias con enfoque de género para identificar, evaluar, informar, abordar y monitorear los abusos de derechos humanos por motivos de género en las cercanías de las comunidades mineras y a lo largo de las cadenas de suministro de minerales, garantizando que cada proyecto se inicie con una perspectiva de género en las fases de diseño y monitoreo.
  6. Gobierno, sector privado y Sociedad Civil: Desarrollar instrumentos de presentación de informes y metodologías para recopilar y divulgar datos desglosados ​​(según la identidad de género y otras identidades sociales), para abordar la invisibilidad de las mujeres en la minería y en cadenas de suministro de minerales, resaltando las desigualdades existentes y monitoreando su transformación.
  7. Gobierno y sector privado: Evaluar la accesibilidad de los mecanismos de reclamo para las mujeres y los grupos vulnerables, y luchar por una investigación independiente con perspectiva de género sobre las violaciones de los derechos. Los gobiernos y el sector privado deben garantizar que la composición de quienes procesan las quejas sea equilibrada por género y proteja a todas las personas que registran quejas de represalias.

Sobre Mauricio Winkelried

Ingeniero industrial y consultor de gestión actualmente en transición hacia el sector de desarrollo internacional. Con amplia experiencia en implementación de programas, ejecución de proyectos corporativos, elaboración de presupuestos y dirección de equipos. Actualmente a cargo del Programa de Minería de Solidaridad Network para la región Sudamericana, el cual busca desarrollar e implementar modelos de negocios y propuestas de inversión de impacto que mejoren la responsabilidad social y ambiental de pequeños mineros y mineros artesanales.

Sobre Solidaridad

Solidaridad es una organización internacional sin fines de lucro que reúne desde hace 50 años a los actores de las cadenas productivas en soluciones innovadoras para volverlas más resilientes, competitivas y sostenibles. Desde el Programa Minería, se trabaja con diferentes modelos de negocios y como agentes de transición hacia un mercado de oro responsable. Esto se logra apoyando al sector de la Minería Artesanal y de Pequeña Escala a través de la creación y desarrollo de conocimientos por una actividad minera sostenible, generando alianzas estratégicas y acercando a los productores mineros a los mercados internacionales que buscan comprar oro responsable.

_________________

En PIM buscamos la suma de esfuerzos de forma permanente. Si usted participa en la cadena de valor de la Minería Artesanal y de Pequeña Escala como productor, proveedor o comprador final, puede comunicarse a pim@solidaridadnetwork.org para obtener mayor información.