OPINIÓN | Los 4 tipos de mineros que participan en el proceso de formalización y sus probabilidades de trabajar formalmente

Fecha
Noviembre 08, 2017
Fuente
| Redacción PIM
OPINIÓN | Los 4 tipos de mineros que participan en el proceso de formalización y sus probabilidades de trabajar formalmente

Por: Franco Arista, Especialista en trazabilidad y comercializaciónen la DGFM del Ministerio de Energía y Minas (MEM).

Para el actual gobierno es prioridad formalizar el sector de la minería artesanal y pequeña minería. 55 737 mineros, entre personas naturales y jurídicas, forman parte del Registro Integral de Formalización Minera - REINFO, y la meta para el 2021 es que estén todos trabajando en condiciones de formalidad.

La pregunta es: ¿quiénes podrán alcanzar la Autorización de Inicio/Reinicio de Actividades (paso final del proceso de formalización), siendo el paso 2 y 3 del proceso los principales cuellos de botellas?
El siguiente cuadro muestra las condiciones básicas que deben cumplir los mineros artesanales a partir del cual se hace esta tipificación, y se determina sus probabilidades para alcanzar la ansiada formalidad.

El minero tipo 1: es aquel minero que cuenta con una concesión minera y es propietario o poseedor del terreno superficial, esta es una situación ideal que permitiría que el minero se formalice rápidamente, sin embargo, son muy pocos los mineros que cumplen esta condición.

El minero tipo 2: es aquel minero que cuenta con la titularidad de una concesión minera pero no son propietarios o poseedores del terreno superficial. En algunos casos el terreno superficial le pertenece a un tercero (privado, comunidad campesina o Estado). Esta condición es más favorable para avanzar en el proceso de formalización, pues solo deberá negociar con el propietario o poseedor del terreno superficial.

El minero tipo 3: es aquel minero que no cuenta con la titularidad de una concesión minera, pero si es propietario o poseedor del terreno superficial. Esta situación corresponde a muchas de las comunidades campesinas que han encontrado una oportunidad de mejorar sus ingresos combinando la agricultura con la minería. Esta condición obliga al minero a negociar con el titular minero por el uso del recurso mediante la firma de un contrato ya sea, de explotación, de cesión o la compra de la concesión minera.

El minero tipo 4: es aquel minero que no cuenta con la titularidad de la concesión minera y tampoco es propietario o poseedor del terreno superficial. Esta condición, según algunos especialistas, es la situación del 85% de mineros artesanales que participan en el actual proceso de formalización. Ellos tendrán que hacer una doble negociación tanto con el titular de la concesión como con el propietario o poseedor del terreno superficial.

Bajo este análisis, 8 360 mineros (15%: minero tipo 1,2 y 3) tienen mayores probabilidades de alcanzar la formalización en comparación de los mineros ubicados en la categoría tipo 4 que suman 47 377 (85%).

Para lograr alcanzar la meta de 17 000 mineros formales al 2020, se espera que la nueva estrategia de formalización minera simplificada y con incentivos pueda incrementar el número de formalizados.