Minería Ilegal e informal en el Perú: Impacto socioeconómico

Desde 2007, cuando publiqué un libro sobre la minería aurífera en el Perú (Torres 2007), esta ha experimentado cambios sustanciales.

En ese entonces, la producción informal de oro estaba focalizada en cinco regiones: Puno, Ica, Arequipa, La Libertad y – principalmente- Madre de Dios. Hoy, esta actividad se desarrolla prácticamente a lo largo y ancho del país; y ya no se circunscribe a la extracción de oro, sino que se ha extendido a la extracción de plata, cobre y zinc.

El único concepto que entonces se utilizaba para definir a este segmento de la producción aurífera nacional era precisamente el de “minería informal”. Hoy, el glosario minero se ha enriquecido con el concepto de “minería ilegal”. No es que esta no existiese antes de 2007: ocurría simplemente que nuestros “valores ambientales” aún no prestaban la importancia debida a los efectos nocivos que la minería ilegal ocasiona en el ecosistema y en las personas que se ven involucradas en esta actividad: contaminación por el uso del mercurio, alcoholismo, trabajo infantil, prostitución, explotación sexual de menores, entre otros. Los costos de la minería ilegal/informal, además de socioambientales, también son financieros, en términos de los ingresos fiscales que el Estado deja de recaudar.

Imagen
Idiomas
Español
Institución
Cooper Acción
Autor
Víctor Torres Cuzcano
Fecha